El Rosengard se congela en casa: un monstruo vino a verlas (0-1)

Bárbara Quesada

Bárbara Quesada (@barbaraquesadav) | Malmö

Ni el frío, ni los más de 5.000 aficionados, ni Marta. Nada ni nadie pudo con el Barcelona. Un Barcelona que se ha hecho mayor. Que ya no juega en la Champions para disfrutar, sino para ganar. Un Barcelona que está a punto de hacer algo grande al vencer 0-1 al Rosengard en la ida de cuartos: hasta ahora, ningún español consiguió llegar a semifinales. Hacer historia nunca estuvo tan cerca.

La Champions es una competición especial para el Barça. Nadie lo duda. Aún no ha fallado en Europa este año y tiene muy cerca el sueño de las semis. Ante el Rosengard, Xavi Llorens lo tuvo claro: cinco defensas. Había que frenar a Marta y a Schelin -la goleadora más en forma de las suecas-. Había que batir al frío nórdico y a las miles de personas que llenaron el Malmö IP una hora antes del inicio. Ruth García, Roddik y Miriam Diéguez, como centrales; Leila y Torrejón se ocuparon de las bandas. Y del partido. Torrejón, desde la derecha, se encargó de servir un balón perfecto y Leila, aprovechando un grosero error de la defensa, de colarlo en el fondo de la red para anotar el gol del equipo español. Bonito (auto)regalo de cumpleaños el de la lateral. En el centro del campo no podía fallar Vicky Losada, siempre un seguro de vida, y junto a ella, Unzué. A Andressa, Alexia y Jenni se les encomendó el ataque.

Tras tantear el terreno de juego los primeros minutos, el Barcelona se hizo con la posesión para no soltarla. Si bien es cierto que el Rosengard asustó con alguna llegada, las españolas no fueron menos. Jenni pudo poner el 0-1 en el minuto 7, pero Musovic lo evitó. También tuvo la suya Andressa, en el 21′, gracias a un gran centro de Torrejón. Tampoco entró. La brasileña gozó de otra oportunidad, mientras que las suecas esperaban. Tanto esperaron que, finalmente, llegó el gol con una descomunal Torrejón en la banda derecha -sus botas estaban creando el peligro de las azulgranas- y con una Leila que, igual que el Barça, también se hacía mayor. En todos los sentidos. La defensa cumplía años y cumplía su sueño: marcar su primer tanto en Champions. Cazó la pelota en el segundo palo, al no llegar Alexia, y firmó el 0-1 en el 46′ de la primera parte. No fue la peor noticia para el Rosengard, ya que un minuto antes, una de sus estrellas, Lotta Schelin, tuvo que abandonar el duelo por lesión. Qué mala es la pretemporada.

Las suecas saltaron al césped tras el descanso sin Schelin, pero con Martens. La 21 del Rosengard fue la más peligrosa de sus compañeras. Y Sandra Paños lo comprobó, teniendo que aparecer en el minuto 47 para sacar una pelota bajo palos. Poco añadió el equipo de Suecia. Se acercó al área en alguna ocasión, pero las culés, de nuevo, fueron dueñas de la pelota. Bárbara Latorre tuvo que suplir a Andressa, que dejó el campo con molestias. Y Patri Guijarro se puso el mono de trabajo en el 75′, en el lugar de Unzué. Dio tiempo a poco más. La afición no dejó de animar a las suyas, sobre todo a Marta -cuando tocaba la pelota la cinco veces Balón de Oro, el público enloquecía-, lo que ayudó al Rosengard a venirse arriba en un par de ocasiones en las que Sandra Paños estuvo muy atenta.

No hubo más. El Barcelona deja atrás el Malmo IP con otra victoria a las espaldas. Y el Rosengard ya sabe lo que es enfrentarse al monstruo español, que fue a verle y le dejó congelado. La próxima cita, el miércoles 29 en el Mini Estadi.

Foto: FC Barcelona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s