Maite da el primer zarpazo al Fortuna (2-1)

Nadie sabe explicar qué es el amor por el fútbol. Pero existe. Unos aseguran que es seguir a su equipo pase lo que pase. Otros dicen que es sentir la camiseta como si ellos mismos estuviesen sobre el campo. Lo cierto es que cualquier amante de este deporte vive cada partido, cada pase o cada gol como propio. Y un claro ejemplo de ello es Bilbao. Esa ciudad que viste de rojiblanco a diario. Esa ciudad donde todos los niños disfrutan al ver jugar a su Athletic. Esa ciudad en la que no importa que sean hombres o mujeres los que luzcan la elástica del equipo. Y lo demostró una vez más en el partido de Champions que enfrentaba a las Leonas ante el Fortuna.

No podía fallar la afición vasca tras aquel espectacular recibimiento a las campeonas de Liga el pasado mes de un junio. Y no lo hizo. Más de 9.000 espectadores vistieron las gradas del nuevo San Mamés para vivir la fiesta del fútbol. Un San Mamés que no dejó de rugir junto a sus Leonas.

Ainhoa Tirapu tuvo trabajo en la primera mitad. Sobre todo con Camilla Larsen. La 9 del Fortuna fue la más peligrosa de las danesas. De sus botas llegaron las primeras oportunidades del partido. La más destacable, un córner en el 26′ que pudo suponer el gol del Fortuna. Tardaron en reaccionar las locales, pero unas cuantas ocasiones en contra sirvieron para despertar a la bestia. Las Leonas comenzaron a rugir. Porque si el rey de la selva es el león, en San Mamés mandan las Leonas. Ainhoa Vicente se hizo con la banda derecha e Iraia representó el peligro en cada pelota que tocó. A punto estuvo de marcar la capitana un precioso gol olímpico. Lo evitó Christensen de puños. Lucía, debutante en la Champions, no se amedrentó. Todo lo contrario. Pareció que llevaba toda una vida jugando este tipo de partidos. De hecho, pudo adelantar al equipo en varias ocasiones. Con todo el Athletic echado hacia delante y haciendo disfrutar a su afición, llegó el gol. Minuto 34′, Ainhoa corrió por la banda para dejar un balón perfecto a Yulema, que no tuvo ninguna duda. Primer gol de la delantera en Champions. Y en San Mamés. Ahí es nada. Gran imagen dejaron las vascas antes del descanso, al que se llegó con el 1-0 en el marcador.

En la segunda parte, el Fortuna saltó al terreno de juego con una marcha más. Las visitantes pronto se acomodaron y anularon el juego del Athletic. Pero, a pesar del domino de las rivales, Maite Oroz y Lucía siguieron deslumbrando. La 15 pudo ampliar la ventaja con la espuela tras un rechace, pero la pelota se marchó fuera. En cambio, el Fortuna sí tuvo puntería. En el minuto 70, Karoline Smidt cabeceó un centro desde la izquierda para batir a Ainhoa Tirapu y poner tablas en el marcador. Con el 1-1, el Athletic aguantó y luchó ante la presión de las rivales. Pero, al igual que ocurrió en la primera mitad, el Fortuna despertó a la bestia. Lucía no vio a una Nekane que entraba sola en el área y que pudo marcar el 2-1. La que sí acertó fue Maite. Tras un descomunal partido de la pequeña-gran futbolista -tan sólo tiene 18 años y se ha convertido en clave para Joseba Agirre-, no podía faltar su gol. Erika Vázquez solo tuvo que pasarle la bola para que ella se fuera de todas sus rivales y definiese a la perfección. 2-1 en el 83′. Volvió a rugir San Mamés. Otra vez se ponían por delante las Leonas. Y no hubo tiempo para más.

Primer partido de Champions del Athletic nueve años después. Sonrisa en las gradas y satisfacción en el campo. Ganaron las vascas, que jugarán la vuelta el próximo 12 de octubre en Dinamarca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s