La ciudad de la luz apaga el sueño del Barça (1-0)

Por @MarioCortegana

En el fútbol, como en todas las cosas que merecen la pena de esta vida, lo bueno se disfruta hasta el éxtasis y lo malo se sufre más allá de lo humano. Así, sin término medio. Ello explica que genere tanta adicción y que haya partidos que se afrontan como una operación a corazón abierto: el todo o la nada.

Precisamente corazón fue lo que le sobró al Barça Femenino. Pero no fue suficiente. Y lo cierto es que se veía venir: el PSG, con todos sus millones, su etiqueta de favorito y su colección de estrellas, arrolló desde antes de que cupiera imaginar otro partido. Antes del cuarto de hora, ya había exigido lo mejor de una Paños descomunal, sujetando a un equipo dispuesto a morir matando. A partir de ahí, el PSG se incomodó: pese a plantar en el césped la propuesta ideada en la caseta, faltaba el gol, lo más importante.

Así que las francesas dieron un paso en radicalidad, pusieron el modo bombardeo y no pararon de llover balones al área culé desde ambos costados. Al contrario que el acoso local, total y sin medida, el trabajo visitante sí tenía premio, el de un empate a cero al descanso que valía por 100 bombonas de oxígeno: a partir de ese momento, cada minuto que pasase sería un pedacito de billete de vuelta a Francia, donde el Lyon ya esperaba rival para la semifinal.

El Barça hacía de lo incómodo algo natural: acostumbrado a vestir de Armani para andar por casa, no alegó reparo alguno cuando tocó ponerse el mono de trabajo para sacar algo entre tanto barro. Así, en la segunda parte ya se intuían llamadas desde París a la sede de la RAE para instar a los académicos a adjuntar una foto de las jugadoras azulgranas al lado de términos como “coraje”, “entrega”, “pundonor” o “compañerismo”. Con esa sólida base, no sin problemas, sorteaban Ane, Torrejón o Ruth, escoltas de Paños, las embestidas de las Cruz, Cristiane o Seger. El área parisina, eso sí, era el Marte particular del Barça: la existencia estaba probada, pero lo de hacer visitas frecuentes o mudarse allí quedaba aún a varias galaxias de la realidad.

En el 51′, incomprensiblemente, Cristiane echó fuera una ocasión franca que le había facilitado un error impropio de la última línea catalana. A partir de ahí, poco pasó. Aunque el PSG seguía mandando, corrían los minutos y el gol parecía menos claro y más lejano. Por un momento, confirmó tal circunstancia Bárbara, que revolucionó el partido con su salida a base de necesarias dosis de velocidad y verticalidad. Por ahí se desperezó y respiró el Barça, y por ahí acarició el gol que hubiera sellado una proeza de tintes históricos: Jenni, de menos a más, filtró un pase de ensueño para Bárbara, que se ahogó a orillas de Berger.

Y de repente, minutos después, entre la certeza de una prórroga y la ilusión, por qué no, de otra intentona que valiese el tanto y el pase, llegó la realidad. El Barça dijo adiós a la Champions como si todo hubiera estado escrito de antemano, como si el partido hubiera sido una trampa y hubieran caído en ella como el ratón al olor del queso: cuando menos quiméricos parecían los sueños, el PSG los alejó de golpe, a cinco minutos del final. De improvisto, un centro al área culé acababa con un remate acrobático de Cristiane ante el que Paños, la mejor del partido, pudo y debió hacer más: 1-0.

Así de crudo es este deporte. Ahora parecerá que es el fin del mundo y sobrevolarán preguntas sobre por qué ha tenido que ser tan duro, por qué en sólo cinco minutos se pasó de saborear la gloria a la más indigesta de las derrotas. Pero avanzarán los días y el sol, que se abrirá camino entre los nubarrones, arrojará luz sobre un hecho incontestable: el Barça no se coló en semifinales, pero el aviso dado ante todo un coloso como el PSG será la semilla de algo grande que aún está por crecer. Así que sí: lo de París, aun perdiendo, también se considera hacer historia.

Foto: @FCBfemeni

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s