Empate con sabor a derrotas para Atleti y Barça (0-0)

Por @MarioCortegana

Una playa sin una ola, un invierno sin una sopa, un poema sin versos, una cita sin besos… Eso fue el Atleti 0-0 Barça, al que le faltó alegría y goles, a ratos pasión, justo todo lo que prometía. La impotencia se repartió por igual: para las rojiblancas, por no sacar tajada de jugar con 12 -cerca de un millar de personas el Cerro- ni hacer borrón y cuenta nueva con entrenador de estreno tras dos derrotas; para las azulgranas, por la imposibilidad de hundirle el estoque hasta donde más duele a un Atleti herido que podría haberse quedado muy descolgado de la lucha por la Liga.

El Athletic fue el único que pudo contemplar el partido con ojos de agrado, el único que ganó tras 90 minutos en los que no lo hicieron ni Atleti, ni Barça, ni, por alusiones, el fútbol femenino: el primer partidazo retransmitido por un altavoz potente como beIN Sports no resultó buena publicidad para fidelizar a los que se asomaran por casualidad a este deporte.

Y eso que no empezó mal la cosa. En el 5′, Torrejón ya había asustado con un cabezazo en un córner.  El Barça fue muy Barça los 10 primeros minutos, mandando y sabiendo qué hacer con el balón, pero se fue difuminando por el despliegue físico de un Atleti al que le faltó pasarse por las rebajas antes del partido a por un poco de imaginación ofensiva.

El Atleti no pudo y el Barça no supo

La defensa, especialmente Rocío y la correcaminos Kenty, estuvo a la altura. En el medio, Meseguer volvió a dar una clase de sentido y coherencia, pero Sosa, y no es muy habitual, naufragó, seguramente por prodigarse en zonas que abarca Silvia y descolgarse menos en ataque. Arriba, la sobreexcitación de Amanda jugó en su contra, Esther no olió la pelota y sólo Sonia asustaba antes sus ex: con el balón en sus botas, el Cerro quedaba en un silencio que gritaba que podía pasar cualquier cosa. Pero ni en esas. Todo el peligro fue Rocío en el 30′, colándose por el segundo palo en una falta botada desde la izquierda para rematar muy poco desviado.

La más clara para las visitantes llegó en el 37′ en forma de osadía, la de la desequilibrante Olga García, que se atrevió con un disparo desde su casa que paró el corazón de Lola. El Barça tenía fútbol, tenía recursos, pero no la serenidad para explotarlos. Hermoso demostró que, a veces, estar en todos los lados es no estar en ninguno, sobre todo si estás rodeada de botas rivales rascándote. Suerte para el Barça que Ruth, por la que parecen no pasar ni pesar los años, siempre está para sostener.

Salvo en el 51′, cuando Amanda puso un gran balón al área que Esther falló en posición franca, la segunda parte tuvo más táctica que técnica, igual que Lola y Paños tuvieron más sustos -pocos- que trabajo -nada-. Y así, hasta el 85′, minuto en el que el partido entró en fase de correcalles: asedió primero el Barça, respondió después el Atleti, pero no acertó nadie antes de que muriese un partido que empataron dos y ganó uno, el Athletic, que este mismo sábado puede ampliar en Oviedo los tres y cinco puntos que saca a Barça y Atleti, respectivamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s