Estados Unidos es campeona del mundo (5-2)

Bárbara Quesada (@barbaraquesadav) | Nosotras Jugamos

Vídeo FIFA: Las mejores jugadas de la FINAL pinchando aquí

Viajemos a 2011, concretamente al 17 de julio en Alemania, a esa final del Mundial donde se veían las caras Japón y Estados Unidos. Empate y penaltis, que se decantaron del lado de las niponas. Así, fue Japón la selección que se alzó con el título de campeonas del mundo, dejando a EEUU en un segundo plano. Pero la venganza se sirve en plato frío, dicen, y las estadounidenses se lo han tomado al pie de la letra.

Cuatro años después volvieron a encontrarse. Mismo escenario: la final de un Mundial. Estados Unidos no se anduvo con rodeos, salió a morder. Tanto es así que le hicieron falta 16 miuntos para ir venciendo por 4 goles a 0. Increíble. Histórico en una final, donde Lloyd estuvo omnipresente, guiando a su selección a la gloria del fútbol femenino.

El partido ya empezó antes del pitido incial. Más de 53.000 personas llenaban el Estadio de Vancouver. Y el himno estadounidense fue coreado por la mayoría de ellos. Los goles no se hicieron esperar. Minuto 3, jugada de estrategia, Lloyd apreció en el momento necesario, como siempre. Tras un saque de banda, la capitana remató en el área pequeña y consiguió abrir la lata. Golpe duro para Japón, pero más duro sería el siguiente. Tan solo dos minutos más tarde, de nuevo Lloyd coló el balón al fondo de la red. Otra jugada ensayada. 2-0 en cinco minutos de encuentro. Nadie esperaba este resultado en tan poco tiempo que se llevaba de encuentro. Era necesario una reacción por parte de las japonesas. Estaba en juego el título de campeonas. Pero no estaban acertadas, y tras un error de la defensa nipona, llegó el 3-0. Holiday atrapó la pelota dentro del área tras un mal despeje de cabeza de la defensa japonesa. Kaihori no pudo hacer nada.

Todo el público boquiabierto, ojiplático. 3-0 en catorce minutos, ¿alguien se lo habría imaginado? Pero esto no acababa ahí. De nuevo, Lloyd marcó. Un auténtico golazo desde el centro del campo puso el 4-0. La portera nipona estaba adelantada y Lloyd aprovechó ese despiste. Atrapó el balón y disparó desde el circulo central. Le salía todo a Estados Unidos.

Parecía imposible una remontada, y lo fue, pero Japón no se dio por vencida en ningún momento. Con el transcurso de los minutos, las japonesas empezaron a aparecer. Estados Unidos, cómoda con el resultado, bajó a la cuarta marcha. Y llegó el gol de la esperanza. Un centro perfecto por la banda derecha lo atrapó Ogimi, que disparó a placer y batió a Hope Solo. Japón empezó a creer, y el seleccionador decidió sacar los galones al campo. Entró en el terreno de juego Homare Sawa, con seis mundiales a sus espaldas. Era el momento japonés. Con el 4-1 se llegó al descanso.

Minuto 8 de la segunda parte. Las asiáticas querían soñar y acortaron distancias. En un centro de falta, Johnston marcó en propia puerta el segundo de Japón, pero la alegría dura poco en la casa del pobre. Bastó a Estados Unidos sacar el balón para forzar un saque de esquina y volver a poner tierra de por medio. Tras el córner, el balón quedó muerto en el área, Alex Morgan no llegó a rematar y fue Heath quien marcó el quinto. De nuevo una ventaja de tres goles. Con el 5-2 cualquiera hubier aflojado, ellas no. Japón en ningún momento bajó los brazos, y salió al ataque, jugando con tan solo dos defensas. Por su parte, las norteamericanas querían más. Un baile de ocasiones que no llegaron a materializarse.

Una final histórica, donde no faltaron la emoción y los goles. Tampoco récords. Lloyd se convirtió en la primera jugadora en hacer un hat-trick en una final de Mundial absoluto. Homare Sawa participó, con este, en su sexto Mundial. Y, por supuesto, tampoco faltaron las despedidas. Dos grandes futbolistas como Rampone (40 años) y Wambach ganaron la ansiada Copa del Mundo, en un momento en el que tienen muy cerca su retirada. El estadio lo sabía, y fueron ovacionadas como merecían. Ambas, al unísono, levantaron la copa que sitúa a Estados Unidos en el máximo nivel del fútbol. Campeonas mundiales.

Estados Unidos suma su tercer Mundial 16 años después de ganar el segundo (1999) y es la selección con más títulos mundiales.

FICHA TÉCNICA

Estados Unidos: Solo; Krieger, Johnston, Sauerbrunn, Klingenberg; Heath (Wambach, 79′), Holiday, Brian, Rapinoe (O’Hara, 61′); Morgan (Rampone, 86′) y Lloyd.

Japón: Kaihori; Ariyoshi, Iwashimizu (Sawa, 33′), Kumagai, Sameshima; Kawasumi (Sugasawa, 39′), Sakaguchi, Utsugi, Miyama; Ohno (Iwabuchi, 60′) y Ogimi.

Goles:

1-0:  Lloyd (3′). 2-0: Lloyd (5′). 3-0: Holiday (14′). 4-0: Lloyd (16′). 4-1: Ogimi (27′). 4-2: Johnston, en propia puerta (52′). 5-2: Heath (54′).

Árbitro: Kateryna Monzul (Ucrania). Mostró cartulina amarilla a las japonesas Sawa (82′) e Iwabuchi (85′).

Foto: Getty Images

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s